Entrevista a Camilo de Ory

A finales del pasado mes de abril, en la inauguración de la Sala Coolturetas, pudimos ver sobre el escenario a Camilo de Ory y Javier Puche invitados por esta agenda para celebrar la ocasión. Ellos ejercieron de representantes magentas de lo que serán las propuestas escénicas que, una vez al mes, llevaremos a Gran Vía, 78.

Pero lo de la fiesta de inauguración no fue más que un aperitivo, el festín completo será el próximo martes 21 a partir de las 21:30h. Durante casi una hora Camilo de Ory -autor de poesía, relatos y textos periodísticos- junto con Javier Puche -pianista y escritor de microrrelatos-, ‘someterán al público a un bombardeo inclemente de recitados aberrantes, comentarios fuera de lugar y videomontajes abstrusos’, según sus propias palabras. Toda la información la tienen pinchando aquí.

En todo caso, no quisimos perder la ocasión de hacerle unas preguntas a Camilo de Ory y saber así de primera mano sobre este autor con el que teníamos ganas de armar algún sarao majo desde hace ya tiempo.

Apellidándote ‘de Ory’, ¿era condición sine qua non escribir poesía? ¿Cómo ocurrió?
 

El apellido condiciona, pero hay muchos Ory que se dedican a otras cosas. Siempre cuento que empecé a escribir poesía empujado por las circunstancias, y una de esas circunstancias fue, en efecto, el apellido. Yo tenía una columna en un diario de Málaga, y un día recibí una llamada de un centro cultural, que me ofrecía hacer una lectura poética muy bien remunerada. Habían dado por hecho que, llamándome así, tenía que ser poeta a la fuerza. Ofrecían cincuenta mil pesetas, una pasta para la época, y yo no estaba en condiciones de decir no, así que escribí unos poemas para la ocasión. La mayoría eran muy malos, pero la gente los aplaudió todos por igual. Eso me hizo consciente de las particularidades del género.

¿Por qué el aforismo?
 

Siempre he querido ser autor de frases célebres, pero no confío en la habilidad de críticos y exégetas para entresacarlas de textos más largos, así que he decidido darles el trabajo hecho.

Humor negro, ácido, incluso escatológico; ‘hay quien piensa que la poesía no puede caer en el insulto’, decía un poema. ¿Hay quien piensa que la poesía no puede caer en lo irónico, lo soez o lo vergonzoso?

Yo mismo opino que a la poesía sólo le cabe una cantidad determinada de humor, y si revisas los poemarios que he publicado verás que el humor aparece de una manera muy comedida, cuando lo hace. La prosa (y en principio afronto el aforismo como prosa), sin embargo, se lleva mucho mejor con este registro. Al margen de lo dicho, es cierto que a la escuela crítica predominante el humor le causa sarpullido. Creo que es una cosa genética, y a medida que conozco a más críticos me reafirmo más en esta convicción. A esa gente le gusta sufrir. Estoy seguro de que si Cervantes viviera hoy, en las revistas culturales le tratarían con poco cariño, en el supuesto de que le hicieran algún caso.

Publicas diariamente aforismos en Twitter y Facebook. Los miles de seguidores que tienes en las redes sociales, ¿se traducen en fans que te (per)siguen fuera de la pantalla?

Tampoco llamaría aforismos a todo lo que publico en las redes sociales. Quiero decir, en promedio sólo recojo en libro uno de cada veinte textos de los que dejo en Facebook o Twitter. El resto son simples ocurrencias sin mayores pretensiones, equivalentes a un comentario de barra de bar. He conocido a bastante gente gracias a estas charlas virtuales de bar: más de un buen amigo y una respetable cantidad de perturbados de ambos sexos que han hecho de mi vida un parque temático del acoso.

Como hombre moderno que eres, también tienes un blog donde podemos encontrar otro tipo de textos, ¿de dónde salen o a qué responden esos artículos?

En un principio, subía al blog los artículos que publicaba en el diario del que hablaba antes, pero me echaron cuando envié uno en el que una hacía encendida defensa del burka. Era un texto en clave irónica, pero hay directores de periódico que no atienden a esos detalles y consideran que donde pone pan, pone pan y donde pone vino, pone vino. Actualmente, cuelgo en el blog los artículos que me encargan para cualquier otro medio.

Has obtenido diferentes premios en el mundo de la literatura y el periodismo, ¿qué supone para un escritor? ¿Economía o celebridad?

En el campo literario, eso de la celebridad es algo muy relativo. Los premios me han permitido comer durante un tiempo y me han abierto alguna puerta, detrás de la cual no había nada.

Diriges e impartes cursos de escritura creativa y poesía, como el de Espíritu 23: ¿la creatividad se puede enseñar?
 

El que afirme que en el curso que imparte la gente aprende a escribir miente como un bellaco. El escritor se forma leyendo compulsivamente y escribiendo muchos textos malos. Un taller literario puede servir para catalizar el proceso: uno conoce a otros escritores, se impone unas rutinas y recibe una información que de otra forma le habría costado más obtener. Como profesor, procuro compartir mi experiencia con los alumnos, ayudarlos a detectar sus errores y sugerirles soluciones para estos.

Camilo de Ory y Javier Puche en la Sala Coolturetas. Organiza Agenda Magenta
Diseño del cartel: María Santos Blanco

 

El martes 21 actuarás junto a Javier Puche en la recién estrenada Sala Coolturetas, ¿cómo ves la escena poética y cultural madrileña?

En Madrid hay más de todo: de lo bueno y de lo malo. Dado que la Sala Coolturetas acostumbra a programar sólo muestras de lo bueno, Javi y yo vamos a esforzarnos por equilibrar la balanza para que el Universo siga en orden.

Por último, cuéntanos un poco cómo es el día a día de Camilo de Ory y en qué proyectos andas embarcado.
 

Cada día es una aventura que arroja sobre mis espaldas grandes cantidades de gloria. Lo que hoy por hoy me quita más tiempo es el inminente lanzamiento de la edición online del Taller de Poesía Armada que impartí en Espíritu 23. Animo a todos a informarse e inscribirse aquí.

Un comentario en “Entrevista a Camilo de Ory

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s